Más de 220 profesionales en la ‘II Jornada de Reflexión sobre pérdidas como parte de la vida’

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción2
    Jun 21, 2018

    Más de 220 profesionales asistieron el pasado martes, 19 de junio, a la ‘II Jornada de Reflexión sobre nuestras pérdidas como parte de la vida’, organizada un año más y conjuntamente por Mémora, Quirónsalud y Fundación Salud y Persona. Durante el acto, que tuvo lugar en el Auditorio de Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, se trató y debatió cómo afrontar una enfermedad, en esta ocasión, desde una vertiente psicoemocional. El encuentro contó con la presencia de profesionales vinculados con la esfera de la salud, como enfermeras, trabajadores sociales, médicos, psicólogos, fisioterapeutas, educadores, maestros y representantes de entidades de pacientes.

    La presentación y bienvenida fue a cargo de Joan Berenguer, director de la Fundación Mémora, y Joan Piñol, director general de la Fundación Salud y Persona. Ambos relataron la tarea que desarrollan dentro de las fundaciones respectivas y resaltaron la importancia del acompañamiento tanto del paciente cómo de sus familiares en todo momento, ya sea antes o después de cualquier diagnóstico de enfermedad grave o de la pérdida de un ser querido. Asimismo, Berenguer explicó los inicios de la Fundación y sus cuatro líneas de actividad, que son la sensibilización,  la formación, la investigación y la acción social, todas ellas dirigidas tanto a la sociedad como a los profesionales del mundo sociosanitario.

    Seguidamente el Dr. Marc Antoni Broggi, miembro de la Real Academia de Medicina y presidente del Comité de Bioética de Catalunya, aportó una visión ética a la pérdida de la salud. “A los profesionales se nos pide una personalización del tratamiento, pero siempre tenemos que tener en cuenta cuál es la voluntad del enfermo. Él es quien decide la dirección de su camino, y tanto los profesionales como sus familiares lo tenemos que acompañar, tenemos que entender su mensaje y tenemos que defender su mundo”. Aun así, en cuanto al derecho de acceso a la información por parte del enfermo, el ponente considera fundamental darle los datos necesarios para que el paciente “pueda gestionar su angustia, prever la evolución, expresar preferencias, nombrar un representante, aceptar o no ciertas actuaciones, contactar asociaciones y apropiarse de la realidad con dignidad. Tenemos que ser más honestos en el momento de dar información, no se pueden inducir esperanzas sobre lo que no pasará. Pero al mismo tiempo tenemos que ser prudentes en el momento de informar al paciente, tenemos que evitar dar ilusiones para no acabar con desilusiones”. En esta línea, aparecen nuevos derechos del paciente basados en la atención sin discriminaciones, al acceso a la información y a la documentación, a la intimidad y a la confidencialidad y, finalmente, el derecho a la integridad.

    Después de la intervención del Dr. Broggi, la jornada se centró en conocer las vivencias de dos testigos. En primer lugar, Marisa Peña, trabajadora Social Sanitaria en la Fundación Sant Andreu Salut de Manresa (Barcelona), compartió su experiencia a la hora de superar la muerte de su hija mayor, con 13 años, por una enfermedad cerebral grave diagnosticada el primer mes de vida. Por otro lado, Nuri Rodríguez, maestra de educación primaria en Celrà, superó un blastoma pulmonar bifásico, una enfermedad grave que tan sólo sufren 200 personas en todo el mundo y de la que sólo se conocía un único caso de una persona en Canadá que había conseguido superarlo.

    La Jornada finalizó con una mesa redonda en la que participaron Josep París, director de desarrollo corporativo de Servicios Funerarios de Barcelona – Grupo Mémora, el Dr. Marc Antoni Broggi, Marisa Peña y Nuri Rodríguez. Durante esta parte, que contó con la implicación del público, se trataron temas como la sobreprotección de los niños a la hora de informarlos de enfermedades graves, cómo abordan los profesionales la posible incertidumbre de la salud del paciente y la figura del psicólogo en las situaciones de enfermedad grave, entre otros.

    Recordar que la ‘I Jornada de Reflexión sobre nuestras pérdidas como parte de la vida’ tuvo lugar en marzo de 2017 y contó con la asistencia de más 320 profesionales.