Un proyecto arquitectónico pretende revolucionar los espacios dedicados a las ceremonias de despedida

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción3
    Jul 20, 2018

    El estudio de arquitectura holandés HofmanDujardin está mostrando una nueva idea para el diseño de recintos funerarios. Se trata de un proyecto que lleva el nombre de Funeral Ceremony Centre y tiene como objetivo dar al difunto una despedida digna y emotiva, recordando y celebrando su vida.

    Una experiencia personal hizo que los socios fundadores Michiel Hofman y Barabara Dujardin reconsiderasen la manera en la que nos despedidos de nuestros seres queridos. El diseño consistiría en una secuencia de tres salas que conectan los valores atemporales de nuestra existencia con nuestra forma de vida moderna, tal y como se explica en la página web del estudio.

    Los funerales contemporáneos incluyen una clara secuencia de momentos característicos. El primero de ellos es el encuentro de familiares y amigos, reunidos para la despedida. Le sigue la ceremonia en sí y finaliza con el encuentro social posterior. HofmanDujardin ha trasladado estos momentos a una serie de tres estancias cuidadosamente diseñadas alrededor de un epicentro: el lugar del ataúd.

    En la primera sala, los asistentes se encuentran rodeados por una pared de recuerdos conformada por una gran pantalla multimedia en la que familiares y amigos pueden compartir videos y fotografías de momentos con su ser querido, celebrando así su vida. 

    La segunda sala estaría destinada a la ceremonia. Gracias a su planta triangular permite mantener la intimidad de pequeños grupos. El ataúd, situado en el centro, estaría escoltado por dos paredes curvas, creando la ilusión óptica de un camino. Tras el ataúd, una gran cristalera permitiría ver el paisaje exterior, integrando así la naturaleza en el acto de despedida.

    Tras la ceremonia, los asistentes pasarían al tercer espacio, con paredes de madera que crean una atmósfera cálida y confortable para un nuevo encuentro social tras la ceremonia.

    "La forma en que despedimos a nuestros seres queridos es una decisión muy personal. Este espacio esta específicamente diseñado para cumplir su función y, al mismo tiempo, deja lugar para la interpretación. Creemos que los momentos tristes en nuestra vida deben ser  al mismo tiempo hermosos”, afirman representantes del estudio de arquitectura.