CARGANDO

Buscar

Sector

Actualizaciones de restricciones y cifras de fallecimientos por Covid-19 de los países miembro de la EFFS

globe-3383088_640

Desde el inicio de la pandemia provocada por el Covid-19, la Federación Europea de Servicios Funerarios (EFFS) ha seguido de cerca las cifras de fallecimientos en cada uno de sus países miembro, así como las restricciones relativas a la celebración de servicios funerarios. A continuación reproducimos la última actualización de datos, con fecha 28 de mayo:

Francia

Se permiten ceremonias fúnebres con hasta 20 personas. La cifra de fallecidos ronda los 28. 000 y el estado de emergencia se alarga hasta el 10 de julio.

Suecia

El período de espera para los funerales aumentó de los habituales 24 días a 30. Las ceremonias se realizan sin embalsamamiento del cadáver y las bolsas para cadáveres son obligatorias. Las muertes se elevan a 4.200, de las cuales 3.900 ocurrieron en las últimas 10 semanas (un 50% en Estocolmo). Se permite un máximo de 50 asistentes a las ceremonias fúnebres, los cuales pueden visualizar al finado.

Italia 

Desde el 11 de mayo se levantan muchas de las restricciones y regulaciones. Pueden asistir hasta 15 personas a los funerales. En el caso de muerte por Covid-19 no se permite ver al difunto y el ataúd permanece cerrado. La cifra de fallecidos aumenta a 34.000 y la tasa de mortalidad vuelve a la normalidad.

Alemania 

Se inician los primeros pasos hacia la ‘nueva normalidad ‘. El modelo de organización estatal de Alemania como país federal causa algunos problemas, debido a que cada uno de los 16 condados puede tomar sus propias decisiones sobre regulaciones y restricciones. La cifra de fallecidos roza los 8.000 y la tasa de mortalidad se acerca a la habitual. Las limitaciones en los funerales dependen de cada condado: algunos permiten la asistencia de la familia más cercana y otros elevan la cifra a un máximo de 50 asistentes. Preocupa la escasez de Equipos de Protección Individual para profesionales funerarios y sanitarios.

España 

La tasa de mortalidad comenzó a regresar a cifras normales a principios de abril y desde mediados de mayo tuvo un ritmo normal. El camino hacia la ‘nueva normalidad’ se plantea en cuatro fases, con intervalos de dos semanas entre ellas. La mayoría de los municipios se encuentran en la fase 1, aunque Barcelona y Madrid siguen en la fase 0. La cifra de muertes llega las 28.000 y el número de nuevos contagios es bajo. Se permiten funerales con un máximo de 10 asistentes. Las funerarias solo pueden operar al 30% de su capacidad.

Portugal

El estado de emergencia en el país luso de decretó a finales de abril. Se contabilizan un total de 29,000 casos positivos de Covid-19 y se registran, 1.200 muertes. Se restringen las reuniones a un máximo de 10 personas. La Asociación Funeraria Portuguesa decide no practicar la tradición de las vigilias. Los dolientes pueden ver a los fallecidos 30 minutos antes del funeral.

Austria

En un primer momento, el cierre de fronteras causó problemas. Las escuelas y tiendas reabren y se permiten funerales con hasta 30 asistentes, aunque puede haber variaciones dependiendo del tamaño de la instalación funeraria, ya que se requiere un espacio de 10m² por persona. La cifra de muertes no pasó de 500 fallecidos. Los servicios funerarios relacionados con las tecnologías digitales y el streaming aumentaron sustancialmente, aunque  los ingresos del sector disminuyeron en un 25% debido a la menor compra de servicios para funerales.

Eslovaquia 

Se permiten funerales al aire libre con hasta 5 personas. Si la muerte se ha producido por Covid-19 es obligatorio colocar al cadáver en una bolsa. Se registran un total de 24 en todo el país.  El gobierno cerró fronteras, aeropuertos, escuelas e iglesias y el país avanza ahora hacia la normalidad en cuatro fases, estando actualmente en la fase 3. En junio se reabren las escuelas.

Noruega 

El 13 de marzo el país cerró sus escuelas. En cuanto a los servicios funerarios, destaca la reducción de los ingresos y la buena aceptación de los servicios de streaming. Los funerales permiten hasta 50 personas. Las muertes suman un total de 235, encontrando el epicentro de la pandemia en Oslo. La tasa de mortalidad es menos que el año anterior en la misma época del año.

 

Compartir en :