Buscar

Sector

Creamos Recuerdos, la tecnología al servicio de los dolientes

Creamos Recuerdos El display de la pantalla de doble función muestra en una de sus mitades la información del difunto, mientras que en la otra parte expone las condolencias y ofrendas.

Según nos explican desde la empresa tecnológica Creamos Recuerdos, el teléfono de rueda o impulsos lo inventó un funerario americano. En los inicios de la telefonía, para hacer una llamada, quien la realizaba primero debía ser atendido por una operadora que se encargaba de pasar la comunicación al interlocutor deseado. El funerario Almon B. Strowger se dio cuenta de que cuando lo llamaban para notificarle un fallecimiento y, consecuentemente, contratar un servicio funerario, la operadora informaba a otros operadores y éstos acababan realizando un servicio que, en principio, no les pertocaba.

Para poner fin a esta situación, en 1889 Strowger decidió patentar un sistema de marcación directa y automática que permitía establecer la comunicación mediante la marcación de un número telefónico completo.

“A lo largo de la historia, la tecnología ha hecho que el desarrollo se acelere y ha proporcionado a las empresas las ventajas inherentes a todas las nuevas aportaciones”,
explican desde Creamos Recuerdos, firma que precisamente tiene como principal propósito contribuir a modernizar el sector funerario y ofrecer a los tanatorios herramientas de tecnología sencilla y moderna que ayuden a las familias a dejar constancia de los recuerdos de sus seres queridos.

Ejemplo de ello es la pantalla de doble función que puede colocarse en la sala del tanatorio y que Creamos Recuerdos da a conocer en el número 158 de Revista Funeraria.

Consultar el artículo completo de Creamos Recuerdos en el número 158 de Revista Funeraria, disponible en la Hemeroteca Digital.

Compartir en :
Tags: