Buscar

Sector

Los cementerios y crematorios municipales de Madrid obtienen la Certificación de calidad en sus procesos de inhumación e incineración

La empresa municipal gestora de los cementerios y crematorios municipales de la capital, Servicios Funerarios de Madrid (SFM), ha ampliado el alcance de su Sistema de Gestión de Calidad implementando la metodología aportada por ISO 9001 en los procesos de inhumación e incineración de fallecidos. La implantación de los requisitos de dicha norma conlleva la incorporación de herramientas de análisis, seguimiento y control de los procesos, orientadas a generar mayor eficiencia y, por tanto, a cubrir las necesidades de las familias que confían a SFM la realización de su servicio.

Al igual que en los Tanatorios M30 y Sur, los usuarios que eligen la incineración o inhumación en los crematorios y cementerios municipales reciben un servicio integrado en un Sistema de Calidad que se enfoca principalmente en la búsqueda de la excelencia en la atención a los usuarios. La certificadora SGS ha avalado la implantación de los nuevos procesos que aplican a los 14 cementerios municipales, así como a los crematorios de la Almudena y Sur de Madrid.

SFM afianza la estrategia que persigue la mejora de la calidad del servicio y proporciona una base sólida para implantar iniciativas de desarrollo sostenible”, explica Fernando Sánchez, gerente de SFM, respecto a la ampliación del alcance del Sistema de Gestión de Calidad. “La nueva certificación se ha implantado con la flexibilidad que requieren las particularidades de los servicios prestados, de forma integrada con la cultura y valores de la empresa y teniendo siempre en cuenta que la prestación de nuestro servicio se produce en un momento especial y sumamente delicado”.

De esta manera, SFM vuelve a apostar por perfeccionar sus procedimientos de normalización como ya había hecho en 2019 con la aprobación de la Carta de Servicios Funerarios y de Cementerios (UNE 93200) del Ayuntamiento de Madrid y refuerza su compromiso con sus usuarios y clientes, empleados y colaboradores, sobre la voluntad de mejorar continuamente y satisfacer sus expectativas.

Para la empresa municipal, el Sistema de Gestión de Calidad resulta una herramienta imprescindible para la orientación de sus procesos hacia los usuarios de sus servicios y para “proporcionar un punto de partida que permite avanzar hacia la excelencia, consiguiendo una empresa más eficiente en un mercado cada vez más exigente y competitivo”, indica Sánchez.

Compartir en :
Tags: