Alife pone su tecnología al servicio de las funerarias y de las familias

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción1
    Mar 19, 2020

    Desde la llegada del Covid-19, perder a un ser querido está siendo mucho más duro para los familiares y amigos del fallecido, ya que tanto funerarias como tanatorios han ido restringiendo progresivamente la asistencia de personas a las ceremonias, la distancia de seguridad entre los asistentes, los horarios de apertura o incluso, como ya ocurre en muchas localidades, cerrando temporalmente sus instalaciones. “Ante esta situación que impide despedidas familiares, los pésames o simplemente recibir el cariño de los más cercanos, muchas funerarias ya optan por tecnologías como Alife  que facilitan un entorno completo a los familiares y amigos, donde pueden compartir mensajes de texto, dibujos de los más pequeños, fotografías, vídeos, escritos o enlaces, en un lugar actual, moderno, pero íntimo y que respeta la privacidad”, explica Jordi Martínez, CEO de Alife. “Ahora, ante estos días en los que la familia no puede compartir anécdotas, recordar buenos momentos o darse un abrazo, Alife que está disponible en 8 idiomas, desde la web o como aplicación para iOS y Android, constituye la mejor manera de mantener conectadas a las personas que no pueden asistir presencialmente a un funeral, pero en cambio, sí desean expresarse o compartir su amor por quien ha fallecido.”

    Esta red social que fue adaptada para el sector funerario en 2017, fue implantada rápidamente por Grupo ASV, Pompas Fúnebres de Badalona, Grupo Vascongada y Funcantabria, que gestionan aproximadamente el 7% de los servicios funerarios de nuestro país, según los datos ofrecidos por Alife.  “Tras esa apuesta por la innovación, fue consolidada como una de las tecnologías más avanzadas que existen para el sector, y que hoy, ante la situación actual que nos impide la cercanía entre familiares, cobra aún más sentido, ofreciendo una de la pocas opciones que tiene quien no puede celebrar una despedida junto a los suyos”, añade Martínez.

    Solo en los últimos dos años, 74.000 familias han hecho uso de esta tecnología, se han registrado 1,3 Millones de usuarios, se han publicado miles de mensajes de texto o dibujo en los muros y han participado personas de 38 países diferentes.

    Estos días, el número de familias que hacen uso de Alife se está incrementando rápidamente y, por ello, durante el tiempo que dure esta situación provocada por el covid-19, Alife facilitará el uso de su tecnología sin coste alguno a las empresas funerarias de Madrid, lugar donde más servicios funerarios se gestionan y donde más restricciones existen en estos momentos. “Además, Madrid también es el lugar donde menos se ha progresado a nivel tecnológico, por lo que esperamos que sea aquí donde las empresas le den un mayor uso, llegando al mayor número de familias, al menos durante el tiempo que pueda durar este confinamiento”,  concluye Martínez.