Grupo ASV inaugura un tanatorio en la localidad sevillana de Aguadulce

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción3
    Mayo 21, 2019

    El pasado viernes, 17 de mayo, se puso en marcha el Tanatorio Municipal de Aguadulce, en la provincia de Sevilla, que cuenta con la gestión de Grupo ASV Servicios Funerarios. Esta instalación pretende ser un espacio de encuentro para el acompañamiento en la pérdida de los seres queridos de la zona.  

    “Con este centro se pretende devolver a los aguadulceños la confianza que desde siempre han otorgado a Grupo ASV”. “Contamos con un personal muy comprometido que se va a esmerar en aportar la profesionalidad y calidez que los ciudadanos esperan, atendiendo a las familias que soliciten nuestros servicios y encargándonos de todo lo que necesiten”, ha explicado Antonio Castillero, delegado de Centro de Grupo ASV Servicios Funerarios.

    Ubicado en el Polígono Industrial La Molina, en la calle Huerta de las Monjas, el Tanatorio Municipal de Aguadulce pretende ofrecer un servicio cercano y de calidad a los vecinos de esta localidad. Con un diseño moderno y actual las instalaciones cuentan con una sala velatorio, una zona de comedor y una sala de contratación.

    Tras la presentación y bendición de las instalaciones por parte del párroco de la localidad los asistentes pudieron conocer las instalaciones así como sus diferentes dependencias, características y servicios.

    Con esta inauguración Grupo ASV Servicios Funerarios consolida su presencia en Andalucía y en la provincia de Sevilla donde ya cuenta con tanatorios en las localidades de Estepa, Los Palacios y Osuna, así como con unas oficinas funerarias en la propia ciudad de Sevilla. Con centros en 10 provincias diferentes de todo el territorio nacional tiene una experiencia de más de 90 años en la prestación de servicios funerarios, con una marcada vocación por la atención personalizada y la excelencia empresarial. Es una de las mayores empresas del país del sector y lleva desde 1928 trabajando al servicio de los ciudadanos con una actividad concentrada en cerca de 70 tanatorios, 15 crematorios, 220 vehículos, 200 salas y cerca de una treintena de oficinas funerarias repartidas en todo el país, donde trabajan más de 500 profesionales y se llevan a cabo más de 21.500 servicios al año.