Un total de 19 finalistas seleccionados en el Concurso de Cementerios 2018

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción3
    Jul 05, 2018

    El jurado de la edición 2018 del Concurso de Cementerios convocado por la revista Adiós Cultural, editada por Funespaña, se reunió el pasado lunes en Madrid para declarar los finalistas que se someterán a votación popular para elegir el mejor de cada una de las categorías, salvo la de medioambiente. Recordar que a esta quinta edición se han presentado 46 candidaturas de 12 comunidades autónomas.

    Las votaciones se podrán realizar a partir del viernes 13 de julio hasta el 30 de septiembre a través de la web www.revistaadios.es, en la que se puede comprobar la documentación literaria y gráfica que cada candidato ha enviado para promover el voto a su categoría correspondiente.

    El jurado, presidido por José Vicente Aparicio, subdirector general de Funespaña, este año ha estado compuesto por los periodistas Nieves Concostrina, Jesús Pozo y Paco Lobatón; Ana Valtierra, doctora en Historia del Arte; Mercedes Fernández-Martorell, doctora en Antropología; Javier Manzano, director de Comunicación de la Federación Española de Municipios, FEMP; Antonio Flores, del grupo de Facebook, ‘Apoyamos la Ruta Europea de Cementerios’; e Isabel Montes, de Funespaña, como secretaria del jurado.

    Mejor cementerio

    Entre los cinco recintos que optan a ser elegido mejor cementerio está el Mancomunado de la Bahía de Cádiz, situado en el término municipal de Chiclana, y en funcionamiento desde 1992. El camposanto aúna el concepto ajardinado más moderno y el mantenimiento del recuerdo de los gaditanos enterrados en el cementerio clausurado en la ciudad de Cádiz y que fueron trasladados a esta nueva necrópolis. Por su parte, el cementerio zaragozano de Torrero, en Zaragoza, cuidado en extremo, culturalmente muy activo y que no ha perdido el paso de la evolución social sobre preferencias funerarias es el segundo gran cementerio seleccionado. En el otro extremo, el jurado ha destacado el pequeño y recoleto cementerio de Fuentespalda (Teruel), para el que se ha recuperado un magnífico conjunto de estelas funerarias discoideas que presidieron las tumbas del antiguo recinto y que, pese a tener solo dos siglos de antigüedad, mantienen la tradición simbólica medieval de estas lápidas tan específicas de Aragón. El municipal de El Masnou (Barcelona), es otro de los que compiten en la categoría de mejor cementerio. Con su arquitectura impecable, rectangular, pero redondeada en sus ángulos, relata la historia de esta población catalana desde que fuera construido hace 150 años extramuros de una ciudad que ahora lo ha engullido. El quinto recinto seleccionado es el cementerio municipal de Comillas (Cantabria), ejemplo de diseño del siglo XXI, minimalista, lineal, ordenado… sin miedo al contraste con una villa tan histórica y con el Cantábrico como horizonte.

    Mejor monumento

    En la categoría de mejor monumento, la votación popular deberá elegir el mejor de tres seleccionados: el panteón modernista de la familia Boix Chillida del cementerio de Vinaròs (Castellón); la gran pirámide del Mancomunado de Cádiz, cuajada de simbolismo y respeto por la memoria de decenas de miles de gaditanos, y el enterramiento del gran intelectual oscense Joaquín Costa, cuyo centenario se conmemoró en 2017.

    Mejor actividad de puertas abiertas

    Respecto a las mejores iniciativas culturales diseñadas por los cementerios,se someterán a votación popular las muy variadas programadas por del cementerio santanderino de Ciriego y por el de Castro Urdiales (Cantabria); el de San Javier (Murcia) por la representación de Don Juan Tenorio; el de Alcoy (Alicante) por su variada oferta, y el de Monturque (Córdoba) por las populares y cuidadas jornadas romanas de Mundamortis en torno a las magníficas cisternas del siglo I sobre las que se asienta el cementerio.

    Mejor historia documentada

    En cuanto a la mejor historia documentada y ocurrida en el cementerio, se han seleccionado para someterlas a votación popular las presentadas por Alcoy, y que protagoniza uno de sus vecinos ilustres, el cantautor Ovidi Montllor -fallecido en 1995-; la historia repleta de casualidades que acabó uniendo los destinos de la joven Matilde y el ensayista y filósofo Eugenio D'Ors -pese a que no coincidieron ni en la misma ciudad ni mucho menos en el mismo siglo- en el cementerio de Vilafranca del Penedès (Barcelona); y la del cementerio de Castellón, donde un enigmático epitafio con número de teléfono incluido ha terminado por desvelar una historia trágica en sus inicios y cómica en sus finales.

    Mejor iniciativa medioambiental

    Por último, en la categoría de mejor iniciativa medioambiental han quedado finalistas las que se realizan en los cementerios de Sitges, Roques Blanques (que ya ganó hace tres años por otra iniciativa en esta misma categoría) y en el cementerio de La Paz de Valencia. Como especifican las bases, esta es la única categoría que resuelve un jurado de expertos presidido por el naturalista Joaquín Araújo, asesor en temas ambientales de Funespaña.