Mémora abre en Barcelona las puertas del nuevo tanatorio de Sancho de Ávila

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción1
    Abr 03, 2018

    Con el objetivo de dar un salto cualitativo en el servicio en la ciudad condal, Mémora ha abierto las puertas de su nuevo tanatorio de Sancho de Ávila adaptado a las necesidades de las familias del siglo XXI y que ha representado una inversión de alrededor de 14 millones de euros.

    “El nuevo tanatorio es un símbolo de todos los cambios sociológicos a la hora de despedir a nuestros seres queridos que han habido hasta el día de hoy. La carga emocional de la despedida convive en este nuevo equipamiento con la tecnología más avanzada y con servicios que reflejan la enorme complejidad de la sociedad en la que vivimos”, explica Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora.

    Sancho de Ávila supuso en su momento un cambio en el modo de velar a los difuntos ya que, cuando entró en funcionamiento en 1968, las familias dejaron de velar en casa y empezaron a desplazarse a los tanatorios. De hecho, éste fue el primero en ser inaugurado en nuestro país. Actualmente, este espacio donde la tecnología se ha puesto a disposición de las emociones, será el más moderno y sostenible de España, tal y como aseguran desde la empresa funeraria.

    Como parte de la transformación urbanística de la zona, el espacio ocupa una superficie de más de 10.000 metros cuadrados y está ubicado en una nueva plaza abierta al barrio. En él se han construido dos edificios que están conectados por la primera planta. El primero acoge el tanatorio con 20 velatorios, tres oratorios, terrazas y floristería, y el otro ofrece servicios como una cafetería, un restaurante y oficinas de atención a las familias. Además, el nuevo equipamiento cuenta con dos plantas subterráneas, en la superior se encuentran los servicios técnicos funerarios y en la inferior un aparcamiento. El tanatorio dará trabajo a unos 80 profesionales para que los diferentes servicios puedan estar operativos 24 horas al día.

    Con la voluntad de obtener los estándares más exigentes en sostenibilidad en la edificación, el nuevo Sancho de Ávila ha aplicado por obtener el nivel de Excelente de la certificación internacional BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology) considerado como el método de evaluación y certificación de sostenibilidad de la edificación más avanzado y líder a nivel mundial. La instalación de equipos de máxima eficiencia energética proporcionará un ahorro de entre un 45 y 50% en las emisiones de CO2. Asimismo, y con el objetivo de reducir el consumo de agua, se han instalado griferías y sanitarios de bajo consumo y un sistema de recuperación de aguas de lluvia, además de un sistema de detección y prevención de fugas de agua junto con la instalación de sistemas eficientes de riego con sistemas de control que permitan el riego variable en función de la humedad del suelo.

    En cuanto a los materiales de los elementos principales de la edificación, se ha realizado un estudio del análisis del ciclo de vida de las diferentes soluciones constructivas con la finalidad de determinar los impactos medioambientales y escoger aquellas propuestas menos invasivas. Por ello, el 100% de la madera utilizada en el proyecto cumple con las normativas de los países de exportación e importación y con la legislación relacionada con la convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES).   

    También se ha prestado especial atención a la reducción de la contaminación lumínica nocturna mediante la iluminación apropiada evitando así las luces ascendentes que podrían proporcionar molestias a los vecinos. El encendido y apagado de las luces exteriores se regulará mediante un control de iluminación minimizando de esta forma el consumo energético y la contaminación lumínica.

    Este nuevo equipamiento supone una novedad y un ejemplo de transformación urbanística dentro del sector funerario. Su proyecto arquitectónico representa un ejemplo más de Mémora por su apuesta por la innovación. Ya con esta voluntad, hace casi 50 años se inauguró este tanatorio en Barcelona convirtiéndose en el primero de España. Esta instalación ha operado desde 1968 creando un vínculo emocional con los ciudadanos.

    Por otro lado, SFB también ha remodelado recientemente los tres tanatorios de la ciudad: Les Corts, Sant Gervasi y Collserola; con una inversión de aproximadamente 1,7 millones de euros.

    Según las cifras de la actividad funeraria de 2016 en Barcelona y su área metropolitana se realizaron más de 16.000 servicios funerarios. El número de incineraciones se incrementa año tras año y en la ciudad condal ya suponen un 50% de los servicios. En esta línea, las ceremonias laicas en Barcelona han aumentado situándose en un 18% del total y existe una tendencia al alza en el nivel de personalización de las mismas.

    Ver archivo Sancho de Ávila en Guía Tanatorios Grupo Mémora (2013)

    Ver archivo Sancho de Ávila en Especial Centenario SFB (2014)

  • top empresas

  • Vídeo: XIX Simposium Nacional del Sector Funerario (Murcia 2018)

  • Calendario de eventos

    Junio

    Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
     
     
     
     
     
     
     
    4
     
    5
     
    6
     
    7
     
    8
     
    9
     
    10
     
    11
     
    12
     
    13
     
    14
     
    15
     
    16
     
    17
     
    18
     
    19
     
    20
     
    21
     
    22
     
    23
     
    24
     
    25
     
    26
     
    27
     
    28
     
    29
     
    30