CARGANDO

Buscar

Sector

Áltima amplía su presencia en el Alt Penedès con una nueva sala de velatorio

RIUDEBITLLES14_interior

La empresa de servicios funerarios Áltima ha puesto en funcionamiento un nuevo espacio con sala de velatorio en Sant Pere de Riudebitlles (Alt Penedès, Barcelona). Ubicado en la calle de Sant Quintí, 8, en pleno casco urbano y a pocos metros del ayuntamiento de la ciudad, el nuevo equipamiento nace con el objetivo de acercar unos servicios funerarios integrales y de calidad a las familias de este municipio y a la de los núcleos vecinos, como Sant Quintí de Mediona, Mediona y Torrelavit.

Para la nueva instalación funeraria de Sant Pere de Riudebitlles, Áltima ha rehabilitado un edificio del centro de la población y lo ha adaptado para acoger una sala de velatorio de uso exclusivo para las familias. La sala, de 40 m2, dispone de un espacio amplio y confortable con sofás para la recepción de las visitas en el que se ha priorizado la luz natural. Se trata de una zona contigua de exposición del difunto con túmulo refrigerado, un lavabo privado y adaptado, guardarropa y un espacio para el refrigerio de los usuarios. Todo el equipamiento se plantea en planta baja y con entrada directa desde la fachada principal de la calle Sant Quintí.

La sala cuenta también con un segundo acceso independiente desde la calle lateral, destinado únicamente al uso del personal de la funeraria. La Sala de Velatorio de Sant Pere de Riudebitlles es el tercer centro de Áltima en la comarca del Alt Penedès, donde la funeraria también gestiona el tanatorio de Vilafranca del Penedès y la Sala de Vela torio de Lavern. Asimismo, Áltima cuenta también con un centro en el Baix Penedès (Tarragona), en L’Arboç, y con tres más en el Garraf (Barcelona), en Vilanova i la Geltrú, Sitges y Cubelles-Cunit.

Espacios preparados y seguros

Ante las circunstancias excepcionales provocadas por la pandemia de coronavirus, Áltima garantiza la aplicación de las medidas de contención en todos los centros que gestiona, para evitar el riesgo de contagio entre los usuarios y el propio personal funerario. En este sentido, la empresa vela por el cumplimiento en todo momento de los aforos máximos permitidos en cada equipamiento, la obligatoriedad del uso de la mascarilla y la preservación de la distancia mínima de seguridad entre personas. Áltima mantiene también varios puntos para la desinfección de manos mediante dispensadores de gel hidroalcohólico, además de otras medidas como el aumento de la frecuencia de limpieza de los espacios o la instalación de señalización y paneles informativos especiales para la prevención de la Covid-19.

Compartir en :
Tags:

También podría interesarte