Buscar

Sector

Las aseguradoras retornan a la sociedad más de la mitad de sus beneficios anuales, según un estudio de Unespa

seguros

Unespa, Asociación Empresarial del Seguro, ha presentado recientemente su informe Estamos Seguros 2016 (antes la Memoria Social del seguro español), en el que se lleva a cabo una radiografía de la actividad aseguradora española en el año 2016, detallando las acciones que el seguro español realiza por la sociedad en sus diferentes ámbitos de actuación.

Según recoge el artículo ‘Lo que el seguro aporta a la economía’ publicado por CapitalMadrid en su edición digital y basándose en el informe antes mencionado, la in­dus­tria ase­gu­ra­dora dis­tri­buye a la so­ciedad el 50% de los be­ne­fi­cios que ge­nera en un año. El año pasado las compañías, a través de sus operaciones de seguro, de sus beneficios, percances y costes de funcionamiento, pagaron 3.157 millones y recaudaron para la Hacienda Pública otros 3.930 millones. En total, la riqueza fiscal que genera el sector asegurador ascendió en 2016 a 7.087 millones de euros, o lo que es lo mismo, el seguro garantiza cada día un gasto público de aproximadamente unos 19 millones de euros.

En el informe, además de analizar la relación entre el seguro y la economía, se detallan las aportaciones de las aseguradoras a sus proveedores, entre los que se incluye el sector funerario, mediante la contratación de seguros de decesos. Según el estudio, el seguro de decesos es el seguro masivo más antiguo de España, pues lleva comercializándose siglo y medio y hoy en día abarca a casi la mitad de la población española, concretamente el 44,5% de la población está protegido por un seguro de decesos. Y 6 de cada 10 sepelios en España son atendidos por este seguro.

El seguro tiene un elemento dinamizador de la economía a través de la multitud de proveedores que utiliza al ser una plataforma de prestación de servicios, señala CapitalMadrid. Medio millón de trabajadores y profesionales se ganan la vida gracias a las prestaciones del seguro. En esa cifra están incluidos casi 58.000 reparadores del hogar, 266.323 trabajadores del sector sanitario (seguro de salud y accidentes de tráfico), 145.261 talleres de reparación y más de 36.800 profesionales de los servicios funerarios. El conjunto del sector habría realizado el año pasado una transferencia a los talleres de reparación de 3.241 millones de euros; los gastos ligados a la asistencia sanitaria de las personas heridas en accidentes de tráfico se habrían situado en los 545 millones; las prestaciones pagadas a los reparadores sumaron 1.292 millones, y la transferencia de pagos a los servicios funerarios se estima en unos 821 millones.

También, comenta el artículo, es importante tener en cuenta las prestaciones que el seguro paga a sus clientes. Por ejemplo, las prestaciones totales por productos de ahorro en 2016 sumaron 22.000 millones; atendió 25.805 casos de invalidez, indemnizados con una prestación media de 11.935 euros, lo que sitúa el coste total en 307 millones; las prestaciones sanitarias del seguro alcanzaron los 5.629 millones (5.752 millones si se tiene en cuenta el componente indemnizatorio), y por unas causas u otras el seguro de Hogar atendió pagos de unos 6 millones de euros cada día.

Pueden consultar el informe completo en el documento adjunto.

Compartir en :
Tags:

También podría interesarte