Los tanatorios del Grupo Mémora restringen el acceso al público para garantizar la salud de familiares y profesionales

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción1
    Mar 23, 2020

    Grupo Mémora, fiel a su compromiso con las familias, los profesionales y sus valores corporativos, ha trabajado y trabaja cada día en coordinación con las Autoridades Sanitarias Españolas para aplicar, de forma estricta y exhaustiva, los protocolos de recogida y manejo de cadáveres de casos de COVID-19. Asimismo, la compañía ha adoptado todas las recomendaciones oficiales relativas a la celebración de velatorios y ceremonias, tanto en el caso de fallecidos de COVID-19 como de otras causas, respondiendo así a la normativa específica aplicada en cada comunidad autónoma hasta la fecha.

    No obstante, frente a la excepcionalidad del contexto actual y en línea con medidas adoptadas en las últimas horas por diversas comunidades autónomas, Mémora ha tomado la decisión, a fecha de 21 de marzo de 2020, de restringir el acceso al público en todos sus tanatorios. Con la premisa de velar por la seguridad de las propias familias y los profesionales de la compañía, Mémora restringirá el acceso a sus instalaciones a sólo la familia más cercana del fallecido. Con la voluntad de ofrecer el mejor servicio y comprendiendo la importancia que el momento de despedida representa para los familiares, Mémora permitirá la presencia de un círculo reducido de allegados en el velatorio con un límite de tiempo de 30 minutos, con el objetivo de reducir aglomeraciones y colaborar en la prevención de potenciales contagios. No se realizarán ceremonias ni velatorios de ningún difunto.

    Para reducir todavía más los riesgos de contagio, Mémora evitará que coincidan despedidas a la misma hora en un mismo tanatorio, sin la posibilidad de que se realicen dos o más de forma simultánea en una misma instalación. Adicionalmente, la compañía reducirá el horario de sus tanatorios de 9:00h a 18:00h.

    La compañía continuará prestando con normalidad los servicios de entierro e incineración de todos los difuntos, tanto los fallecidos por COVID-19 como por otras causas, ya que en ningún caso suponen un riesgo para las familias o los profesionales.

    Mémora, con la voluntad de dar el mejor servicio a las familias y atendiendo a recomendaciones de psicólogos especialistas en duelo sobre la necesidad emocional de realizar una adecuada ritualización tras una defunción, seguirá ofreciendo la posibilidad de organizar ceremonias de homenaje y despedida de los fallecidos una vez cesado Estado de Alarma o finalizado el periodo de cuarentena, velando siempre por la seguridad de las propias familias, los asistentes y sus profesionales.

    Adicionalmente, y con el deseo de ayudar a mitigar el impacto emocional que esta situación tan compleja y exigente pueda tener, la compañía ha impulsado un nuevo servicio telefónico gratuito de soporte emocional a profesionales de la salud y de los servicios sociales. Este servicio, puesto en marcha también para los propios profesionales de Mémora, está atendido por psicólogos especializados de la Fundación Salud y Persona con la finalidad de colaborar en la gestión del estrés y la sobrecarga emocional que los profesionales están experimentando.

    Asimismo, Mémora ha reforzado su servicio telefónico gratuito de soporte emocional al duelo para las familias que contratan sus servicios.

    Con la firme voluntad de proteger a las familias y a los trabajadores de todo el Grupo, Mémora mantendrá activos y en constante revisión todos los protocolos y medidas de seguridad recomendadas desde las Autoridades Sanitarias, con el fin de minimizar cualquier riesgo de contagio en sus instalaciones.